herpes simple varicela-zóster papilomavirus (verrugas) molusco contagioso
Molusco contagioso

Dr Josep M Casanova. Hospital Universitario Arnau de Vilanova. Lleida
Actualización octubre de 2002
<<<
 
Es una infección de la epidermis debida a un virus de la familia poxviridae. Afecta fundamentalmente a niños. Como su nombre indica se trata de una infección contagiosa que origina pequeñas epidemias en escuelas y piscinas. En el adulto, si aparecen en la cara, pueden ser signo de inmunodepresión (SIDA), o de contagio sexual cuando aparecen en los genitales. Se manifiestan como pápulas hemisféricas del color de la piel o rosadas, miden entre 2 y 5 mm y su superficie es lisa, aunque, si evolucionan, en el centro desarrollan una umbilicación. Las lesiones se agrupan en determinadas áreas, en especial las zonas cubiertas del tronco y alrededor de los pliegues naturales. Las lesiones autoinvolucionan de forma espontánea en 1-2 años.
 
No es infrecuente que los pacientes atópicos desarrollen un eczema alrededor de los moluscos o que éstos se sobreinfecten.
Molusco contagioso
Molusco contagioso genital

Tratamiento
 
Hemos de comentar con los padres que las lesiones autoinvolucionan espontáneamente en 1 o 2 años y que hasta que el niño no desarrolla inmunidad celular específica no existe un tratamiento que garantice la curación de la enfermedad y que pueden seguir apareciendo nuevas lesiones. Por todo ello, en niños pequeños o si existen múltiples lesiones recomendamos no realizar tratamiento, o bien tratar únicamente aquellos moluscos que se localizan en las zonas visibles como la cara o que molesten. También recomendamos tratamiento activo cuando las lesiones son escasas, cuando aparece eczema perilesional de dificil control o si se sobreinfectan con facilidad.

En caso de hacer tratamiento, el más utilizado es el legrado de las lesiones con cucharilla. Previamente es preferible aplicar una crema anestésica de lidocaína (EMLA®) cubierta con plástico. El curetaje se repite de forma periódica hasta que dejan de aparecer nuevas lesiones. De forma alternativa puede efectuarse crioterapia superficial o bien aplicar cuidadosamente productos cáusticos como el ácido tricloroacético al 60% o vesicantes como la cantaridina al 1%. De forma experimental se han iniciado el tratamiento con un inmunomodulador denominado Imiquimod (Aldara®), aunque es un tratamiento muy caro. 

Los pacientes inmunodeprimidos se deben tratar con legrado con cucharilla o crioterapia aunque las recidivas son frecuentes si persiste la inmunosupresión.

 
En caso de eczema perilesional podemos aplicar un corticoide tópico suave como la hidrocortisona al 1% (Lactisona 1%®). Si se produce sobreinfección debemos curetar la lesión y aplicar un antiséptico. Si ambos procesos se producen repetidamente es preferible curetar todas las lesiones.

La presencia de lesiones genitales en un paciente sexualmente activo indica un probable contagio sexual, por lo cual deberemos interrogar al paciente por esta posibilidad y sobre la utilización o no de métodos barrera. Por otra parte deberemos solicitarle autorización para practicarle una serología luética y anti-HIV, en caso de promiscuidad sexual. 

 
<<<